Fuente: El Patagónico

El Centro documental de información y archivo legislativo porteño, (CEDOM), recibió hoy el Certificado del Sistema de Gestión de Calidad al cumplir con los requisitos exigidos por la Norma ISO 9001:2000.

El Centro de documentación es el primer organismo legislativo que logra certificar normas de calidad, lo cual representa un reconocimiento a las prácticas y procesos de gestión con una alta orientación al usuario, se informó en un comunicado.

Al recibir la certificación, durante un acto realizado en la Legislatura de la Ciudad, el director General del organismo, Fabián Blanco, sostuvo que "este ha sido un proceso donde el compromiso, el esfuerzo y la voluntad de los trabajadores del CEDOM ha sido fundamental para arribar a este resultado".

El secretario de Coordinación, Eduardo Falchi, se manifestó "orgulloso por el personal y por la certificación" obtenida tras un año de labor por el organismo, que se encarga de reunir, procesar y difundir la información sobre derecho administrativo y local y temas comunales de orden nacional y extranjero.

A su vez, el subsecretario de Coordinación y diputado electo, Sergio Abrevaya dijo que "quienes iniciamos este proceso venimos de partidos políticos diferentes, y sin embargo, pudimos convertir una política de gestión en una política de estado, al dejar de lado nuestras diferencias para conseguir esta certificación".

Oscar Moscariello, secretario Administrativo y diputado electo, afirmó que la entrega "es el broche de oro a toda una tradición histórica de excelencia de un sector de esta casa que tiene un sello distintivo en la prestación de servicio y calidad".

En tanto, Pablo Caporaletti, director de certificación de INTERTEC Sistems Certification, puntualizó que "este proceso significa la evaluación independiente por parte de un tercero, que fiscaliza las prácticas y procesos de gestión las que, en el caso del CEDOM, alcanzaron nivel internacional de excelencia y están orientadas al usuario".

Asistieron al acto, entre otros legisladores, Silvia La Ruffa y Enrique Olivera.