Fuente: Info Región

El proyecto, que será analizado el próximo miércoles, prevé “austeridad en el gasto” y una “fuerte lucha contra la evasión”, según las proyecciones presentadas días atrás por el futuro ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti. Por otro lado, la iniciativa contempla la duplicación del gasto en inversiones y una partida de 380 millones de pesos para aumento salariales de empleados estatales.


La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene previsto tratar en una sesión convocada para el próximo miércoles el proyecto de Presupuesto 2008, según confirmó hoy el legislador Martín Hourest (Buenos Aires para Todos).

La iniciativa prevé "austeridad en el gasto", una "fuerte lucha contra la evasión" y un aumento de 24,6% en la recaudación impositiva durante el año próximo, de acuerdo con las proyecciones presentadas días atrás por el futuro ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti.

Grindetti dijo que en 2008 la ciudad sumará poco más de 11.034 millones de pesos en concepto de gastos corrientes y de capital, mientras que los ingresos serían de 11.770 millones. Según se anunció habrá un aumento de 28% por ciento en los ingresos que recibirá la Ciudad el año próximo, entre impuestos, coparticipación y publicidad. Algunos legisladores, como Hourest y Silvia La Ruffa (Frente para la Victoria), cuestionaron el endeudamiento para la Ciudad que estimaron en unos 1.500 millones de pesos, aunque Grindetti no lo especificó en esos términos.

La profundización de la lucha contra la evasión fiscal y la duplicación del gasto en inversiones fueron los dos ejes centrales del presupuesto porteño explicado por el futuro ministro. El aumento del gasto se repartirá entre Salud (200 millones de pesos), Espacios Públicos (250 millones), Educación (400 millones) y Justicia (220 millones). El gasto total en inversiones para obras públicas previsto por el macrismo es de 2.612 millones de pesos, informó Grindetti, quien afirmó esas partidas aumentarán del 14% que destinaba el jefe de Gobierno saliente, Jorge Telerman, al 22,9% estipulado por su reemplazante, Mauricio Macri. En ese esquema, la idea es lograr un aumento de 19% en la recaudación de Ingresos Brutos, e incrementar un promedio de 63% la percepción de ABL (Alumbrado, Barrido y Limpieza).

Sobre este punto, Grindetti anunció que el macrismo pedirá a la Legislatura la creación de una comisión que realice un análisis pormenorizado, "vivienda por vivienda", de la aplicación del ABL, y que, mediante un "nuevo sistema valuatorio", contemple la geografía actual de la Ciudad. El cerco diseñado por el macrismo para atrapar deudores prevé la acción de mil agentes nuevos para la recaudación de impuestos, y se anticipó además que serán enviadas de inmediato 10 mil notificaciones a contribuyentes cuya declaración de Ingresos Brutos no coincida con el registro oficial.

Además, Grindetti adelantó que habrá un reempadronamiento de unos seis mil grandes contribuyentes. "La idea es brindar mayor presencia al órgano recaudador con operativos que serán anunciados y publicitados para no caer en una virtual ’caza de brujas’", expresó. Para estas implementaciones, el macrismo espera lograr modificaciones al Código Fiscal y la sanción de una ley que habilitará la creación de un organismo porteño similar a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). También propondrá la creación de un fondo para la implementación de obras de infraestructura social con control legislativo.

Este fondo, que deberá ser aprobado por la Legislatura, manejará un presupuesto de 1.628 millones de pesos que "no podrán ser utilizados por el poder Ejecutivo para gastos corrientes", dijo Grindetti.

El futuro funcionario detalló además que se prevé una partida de 380 millones de pesos para aumento salariales de empleados estatales, aunque aclaró que esto será materia de discusiones posteriores con los gremios.