Fuente: Clarín

El futuro ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor Grindetti, dio en la Legislatura los ejes del plan. Habrá mayores gastos y planean una fuerte presión sobre los evasores. También se prevé una suba de nueve puntos porcentuales en la participación de la inversión en obra pública.


El futuro ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, presentó hoy ante la Legislatura el presupuesto para 2008, que prevé "austeridad en el gasto", una "fuerte lucha contra la evasión" y un aumento de un 24,6 por ciento en la recaudación impositiva durante 2008.

El PRO prevé que en 2008 la ciudad sumará poco más de 11.034 millones en concepto de gastos corrientes y de capital, mientras que los ingresos serían de 11.770 millones de pesos. Según se anunció habrá un aumento del 28 por ciento en los ingresos que recibirá la Ciudad para 2008, entre impuestos, coparticipación y publicidad.

El futuro ministro de Hacienda detalló su plan de presupuesto esta tarde ante la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Legislatura porteña que preside el kirchnerista Juan Manuel Olmos.

Algunos legisladores, como Martín Hourest (Buenos Aires para Todos) y Silvia La Ruffa (Frente para la Victoria), cuestionaron el endeudamiento para la Ciudad, que sería de unos 1.500 millones de pesos, aunque Grindetti no lo especifió en esos términos.

La profundización de la lucha contra la evasión fiscal y la duplicación del gasto en inversiones para la Ciudad fueron los dos ejes centrales del presupuesto explicado por Grindetti.

Sobre el índice de precios, precisó que el PRO prevé un crecimiento económico en el orden del 5 por ciento y una inflación del 10 por ciento, mientras que el gobierno nacional -destacó Grindetti- estipula esos datos en 4 y 8 por ciento, respectivamente.

El aumento del gasto se repartirá entre salud (200 millones de pesos) espacios públicos (250 millones), educación (400 millones) y justicia (220 millones).

El gasto total en inversiones para obras públicas previsto por el macrismo es de 2.612 millones, informó Grindetti, y afirmó que la inversión en ese aspecto aumentará del 14 por ciento que destinaba Telerman al 22,9 estipulado por Macri.

En ese esquema, la idea es lograr un aumento del 19 por ciento en la recaudación de Ingresos Brutos, e incrementar un promedio del 63 por ciento la recaudación de ABL.