Fuente: ADN Ciudad

escrito por Alejandra Lazo

Tal como anticipó en varias oportunidades adnciudad.com, había un gran malestar en los sindicatos de camioneros, taxistas y colectiveros por el proyecto que busca implementar el sistema de puntos en las licencias de conducir y este lunes el conflicto hizo eclosión. Qué sucedió en la reunión previa a los incidentes.


“¿Nos estás amenazando?”, preguntó la diputada Soledad Acuña (Compromiso para el Cambio), frente a la afirmación realizada por líder de Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, quien advirtió en la reunión de la Comisión de Transporte y Hacienda de la Legislatura porteña que a iban a ir a la casa de los diputados que firmaran el despacho o votaran el proyecto. El sindicalista respondió sin dudar: “Pensá lo que quieras”.

Lo cierto es que colectiveros, ferroviarios, taxistas, camioneros y portuarios anunciaron un paro de 24 horas desde la medianoche en rechazo a la represión policial frente a la Legislatura porteña, pero esto sería sólo el comienzo.

Los gremios ya dejaron muy en claro que no están para nada de acuerdo con el proyecto por el cual se establece el sistema de puntos (scoring) para las licencias de conducir, ya sea mediante fuertes cartas documento como con las participaciones en las diferentes reuniones que se llevaron a cabo para debatir el tema.

Por lo pronto, el despacho consensuado por la Comisión a raíz de los proyectos presentados por Silvia La Ruffa y Alberto Pérez (Frente para la Victoria); Jorge San Martino (Recrear); Jorge Enríquez (Juntos por Buenos Aires); Laura Moresi (Frente Progresista y Popular), Florencia Polimeni (Guardapolvos Blancos) y por el jefe de Gobierno, Jorge Telerman, fue firmado este lunes por San Martino, Acuña, Polimeni, Pablo Failde (Convergencia) y Oscar Zago (Juntos por Buenos Aires) y puede ser tratado en el recinto el 29 de noviembre.

Previo a la firma del dictamen, hubo un duro cruce entre los sindicalistas presentes con la diputada Polimeni, a quien llamaron traidora. Tanto ella como Failde aclararon que “las sugerencias realizadas se tomaron en cuenta” pero igualmente el sistema se va a implementar.

En ese sentido, el director general de la Comisión, Luis Gómez, manifestó que el proyecto de licencias por puntajes “contempla la mayoría de las sugerencias realizadas por los gremios”. “Sanciona faltas graves y muy graves, semáforo rojos, alcoholemia, etc. No están incluidas estacionamiento ni doble fila, que es parte de lo que ellos reclamaban”, afirmó.

La iniciativa en cuestión propone crear un Sistema de Evaluación Permanente de Conductores (SEPC), el cual se reglamenta dentro de un nuevo Título del Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad.

Este Sistema consiste básicamente en la asignación inicial de 20 puntos a todos los conductores habilitados o por habilitar en la Ciudad. El puntaje iría decreciendo conforme el conductor cometa infracciones a algunas normas de tránsito, de acuerdo a lo que disponga el Juez o Controlador Administrativo de Infracciones, dentro de una escala predeterminada.

Respecto de las sanciones que acarrearía el SEPC, cada vez que un conductor llegue a cero puntos automáticamente queda inhabilitado para conducir por un tiempo y en ese lapso debe aprobar un curso especial sobre educación vial y prevención de accidentes de tránsito como condición para ser rehabilitado. Si reincidiera en llegar a cero puntos, los períodos son crecientes hasta llegar a los diez años de inhabilitación luego de la cuarta repetición.

Los puntos constan en el Registro de Antecedentes de Tránsito existente dentro del Régimen de Faltas y caducan a los cuatro años de asignados. Luego de cada rehabilitación se vuelven a asignar 20 puntos.

Llegar a cero puntos también tiene como consecuencia un menor plazo de validez de la licencia de conducir al momento de su renovación, de acuerdo a una escala predeterminada.

Respecto de los beneficios, les corresponderán a aquellos conductores que nunca hayan alcanzado cero puntos en el SEPC y además no registren descuento de puntos en el último año. Estos consisten en eximirlos de la clase de educación vial y prevención de accidentes de tránsito previa a la renovación de la licencia, en la bonificación de la tarifa de renovación para poseedores de licencia clase D y de un porcentaje del impuesto a la radicación de vehículos para los que tienen cualquier clase de licencia. Todos estos beneficios son acumulables cuando corresponda.

Luego de los incidentes, la diputada La Ruffa aseguró: "El texto sobre licencias aprobado en comisión no perjudica las fuentes laborales" y adelantó que propiciará nuevos canales de diálogo. “Queremos escuchar todos los reclamos en forma abierta, democrática y tranquila, sin generar estos niveles de conflictividad social”, sostuvo.

En tanto, el titular de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteña, Jorge San Martino, consideró una “reacción desmedida” los incidentes. “Nos sorprende porque estábamos dialogando con representantes gremiales desde hace seis meses. Nos pidieron que no firmáramos el despacho del proyecto cuando ya estaba consensuado. Es una reacción desmedida”, expresó.