Fuente: Noticias Urbanas

RONDA DE MINISTROS

Con muy pocas respuestas a las preguntas de los diputados y con un discurso impregnado de términos económicos, el futuro ministro de Cultura, Marcelo Lombardi fue el último de los que no saben cuál será su presupuesto en exponer frente a los legisladores. Mañana le toca al futuro jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el jueves participarán los organismos de control y el viernes cierra, ya con los números en mano, el futuro ministro de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires, Néstor Grindetti.

Por María José Pérez Insúa

Pasadas las 14.30 de este martes 20, todo en el Salón Montevideo de la Legislatura porteña se dispuso para recibir al futuro ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo Lombardi. Gran cantidad de legisladores hacían presagiar que la reunión sería tensa ya que en la semana se habían ido anticipando una serie de cuestionamientos en el área más sensible y engorrosa para el diagrama macrista. Sin embargo, nada de lo esperado pasó.

Lombardi comenzó su exposición remarcando lo que para él sería el “ideal de política pública de la Cultura de la Ciudad” y los “valores a defender”, haciendo eje en "el valor de la escucha, el valor de la tolerancia y el valor de la diversidad". También habló de “alentar la producción de bienes culturales y hacerla llegar, al igual que el consumo a los más postergados”.

El futuro ministro acentuó que harán hincapié en buscar “una gestión pública eficiente que resguarde tanto los bienes tangibles como intangibles” y que buscarán “actuar e interactuar con la oferta nacional, independiente y privada”.

Por último, Lombardi –quien se mostró más suelto al momento de hablar del funcionamiento de la agencia de Turismo que del propio Ministerio- habló de que en la actualidad las estrategias en cultura “son una yuxtaposición de cosas”, pero que “se debe tener una estrategia y no moverse según la coyuntura, para aprovechar mejor el presupuesto que tiene el área”.

Sobre el ente descentralizado de Turismo –posiblemente “Turismo Buenos aires”-, Lombardi aclaró que “tendrá su presupuesto propio”, y que es “una herramienta innovadora, más flexible, el turismo requiere inversión pequeña pero gran flexibilidad operativa”. Habló de crear una consejería de transporte aerocomercial y de alentar la “participación del sector privado”

Al momento de formular preguntas estaban presentes los legisladores Marcos Peña, Diego Santilli, Álvaro González, Rodrigo Herrera Bravo, Elvio Vitali, Teresa de Anchorena, Chango Farías Gómez, Héctor Bidonde, Alejandro Rabinovich, Mario Morando, Fernando Cantero, Enrique Olivera, Oscar Zago, Florencia Polimeni, Ivana Centanaro, Verónica Gómez, Facundo Di Fillipo y Martín Hourest. Llegó sobre el final, Silvia La Ruffa.

Farías Gómez, Centanaro, Polimeni, Vitali, Bidonde, Di Fillipo, Gómez, Anchorena y La Ruffa, en ese orden, fueron quienes formularon preguntas. La reglamentación de la Ley de Cultura, el Anfiteatro de la Ciudad, los Premios de la Ciudad, el Programa de Integración Cultural, PROTeatro, el Master Plan del Teatro Colón, los Festivales, el Canal de la Ciudad, los museos, las Industrias Culturales y el Museo del Cine, fueron algunos de los cuestionamientos, a los que Lombardi respondión con más vaguedades que certezas.

No tener los números para hablar y que varios de los programas o puntos planteados no correspondieran al Ministerio de Cultura, fueron los limitantes de una charla que se preparaba como explosiva y que poco dejó en el tintero.

Con muy pocas respuestas a las preguntas de los diputados y con un discurso impregnado de términos económicos, el futuro ministro de Cultura, Marcelo Lombardi fue el último de los que no saben cuál será su presupuesto en exponer frente a los legisladores. Mañana le toca al futuro jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el jueves participarán los organismos de control y el viernes cierra, ya con los números en mano, el futuro ministro de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires, Néstor Grindetti.