Fuente: El Cronista

El jefe de Gobierno porteño electo, Mauricio Macri, decidió dar marcha atrás con la creación de la Agencia de Prevención del Delito, destinada a coordinar todos los programas de asistencia social, anunciada con bombos y platillos durante la campaña. El futuro Ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, aseguró ayer ante la Legislatura que esta agencia no será creada, “porque ya existe una Dirección de Prevención del Delito”. Fue una salida elegante para evitar comentar su rechazo a esa propuesta, que generó polémica durante la campaña. Precisamente, la pregunta sobre su creación partió de la legisladora Silvia La Ruffa. El entonces candidato del oficialismo a jefe de gobierno porteño, Daniel Filmus había acusado a Macri de querer “criminalizar la pobreza”con este proyecto.

Cuando Macri anunció el plan sobre seguridad había destacado que el eje central sería esta agencia. “Yo me comprometo a tener una Ciudad segura con equidad y por eso vamos a generar una Agencia de Prevención del Delito que concentre y sincronice todos los programas para hacerlos más eficientes”, agregó. Como ejemplo, había mencionado los programas educativos y laborales para las comunidades vulnerables, becas a jóvenes para que no abandonen el colegio o concursos con salida laboral inmediata. También se encargaría del programa de Urbanización de las villas. Pero entonces, su referente en Seguridad era el diputado Eugenio Burzaco, quien sonaba fuerte para el cargo.

En cambio sigue en pie el trazado de un mapa del delito que permita tener estadísticas fiables para reforzar la seguridad en los barrios más vulnerables.

G.R