Fuente: El Cronista

Además, Alberto Fernández renunciaría a la presidencia del partido en Capital tras su segunda derrota electoral consecutiva. Así reeditará la vieja pelea con Duhalde y Menem.


El oficialismo, con el presidente Néstor Kirchner a la cabeza, analiza la posibilidad de convocar a "elecciones internas abiertas" para normalizar el PJ nacional. Esto se convertiría en el primer paso concreto del kirchnerismo, tras el triunfo electoral de Cristina Fernández, para quedarse con la conducción del peronismo.

El Partido Justicialista no participa con su sello de una elección presidencial desde 1999, cuando resultó electo para ese cargo Fernando de la Rúa. En las de 2003, por decisión del entonces presidente Eduardo Duhalde, y en las del domingo pasado, por una resolución de la justicia electoral, ninguna de las tendencias pudo usar ni el nombre ni los símbolos tradicional del movimiento.

Hoy por la mañana, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, admitió en declaraciones a radio FM identidad, que la normalización institucional del PJ "es un tema que habrá que atender". El funcionario dijo no saber "qué va a hacer el Presidente" al respecto, pero afirmó que Kirchner "es más que el peronismo", en alusión a la "concertación plural" que alienta para captar a radicales y socialistas.

Pero, según le informó a la agencia DYN el operador del jefe de Gabinete en el PJ porteño, Víctor Santa María, Kirchner decidirá si se postula para presidir el PJ nacional al regresar de la Cumbre Iberoamericana prevista para el 8 de noviembre en Chile. "La solución sería llamar a internas abiertas directas, donde puedan participar todos para elegir a un Consejo Nacional que represente a todos los distritos", dijo el dirigente.

El Presidente viajará mañana a Santa Cruz, y ahí permanecerá hasta el lunes, para descansar del trajín al que lo sometió la campaña electoral de su esposa y sucesora.

En tanto, desde el peronismo opositor, pocos admiten la intención de competir en una eventual interna partidaria tras el contundente triunfo del oficialismo en las presidenciales del pasado domingo.

Cerca del candidato presidencial Alberto Rodríguez Saá, revelaron a DyN que en una cena realizada anoche con sus más cercanos colaboradores el gobernador puntano, se admitió que "eso sería un suicidio", y que lo mejor sería dedicarse a "afiliar gente para el Frente Justicia, Unión y Libertad (Fre.Ju.Li.), el nuevo partido con el que se postuló en las elecciones pasadas.

En el PJ nacional no se hacen internas desde el enfrentamiento entre Carlos Menem y Antonio Cafiero en 1988, para definir al candidato presidencial de entonces. Santa María anticipó que el PJ porteño convocará a "internas el 16 de diciembre" para renovar autoridades. Así, Alberto Fernández dejaría la presidencia del PJ en ese distrito, tras la segunda derrota electoral consecutiva, para continuar en el futuro gabinete y le dejaría ese cargo a "dirigentes nuevos" como Silvia La Ruffa, Juan Olmos o Cristian Asinelli.

Tras afirmar que "elecciones internas abiertas es lo mejor que le puede pasar al peronismo y a todos los partidos", Santa María recordó que "la normalización de los partidos fue uno de los objetivos que Cristina transmitió en la campaña, al hablar de institucionalización".

Ayer, en su primer entrevista como presidenta electa, Cristina Kirchner dijo ser "peronista" más que "justicialista" y vaticinó un "realineamiento de los partidos políticos" hacia un sistema que polarice en "un frente de centroizquierda y otro de centroderecha".

La confirmación de la intención de Kirchner de hacerse de la conducción del PJ nacional, reeditaría la vieja pelea con el ex presidente Eduardo Duhalde -quien prefirió esperar en el exterior a que pasen las elecciones- y prometió volver en noviembre para "reconstruir el PJ".