Fuente: Perfil

Legislatura Porteña

La medida tendrá 3 años de vigencia, pero no suspende los desalojos. En la sesión se indicó que "aún hay más de 500 mil personas que habitan en lugares no aptos para vivienda" en el ámbito metropolitano.

La Emergencia Habitacional regirá durante los próximos tres años en la ciudad de Buenos Aires, d onde más de 500 mil personas habitan en lugares no aptos para la vivienda, según lo decidió esta noche la Legislatura porteña, que aprobó un proyecto que prorroga la grave situación. La extensión de la emergencia "no suspende los desalojos" de todos aquellos inmuebles pertenecientes al Gobierno porteño, confirmaron a DyN los diputados porteños Alejandro Rabinovich y Silvia La Ruffa, presentes durante el debate en el recinto del Legislativo.

La información sobre la suspensión había sido difundida por el Legislativo porteño, aunque los diputados consultados por DyN confirmaron que el texto de la norma prorrogada no fue modificado en el recinto, por lo que mantiene el veto del Ejecutivo al artículo que dejaba en suspenso los desalojos.

La Emergencia Habitacional fue declarada a través de la ley 1408, el 29 de julio de 2004, aunque la situación de la vivienda continuó agravándose desde entonces, según datos oficiales y de la Defensoría de la Ciudad. El organismo advirtió que unas 2.300 familias porteñas sufrirán en los próximos meses el desalojo de sus hogares en la Ciudad, según un informe difundido por DyN el último domingo.

El informe había sido enviado días atrás por el organismo a los legisladores porteños y está en sintonía con otro anterior que ya había presentado en julio último, cuando advirtió que 75 personas por día fueron lanzadas de sus hogares durante los primeros cinco meses de 2007.

La media de este año duplicó la de 34 desalojos diarios que se produjeron en 2006, como consecuencia de falta de pago, vencimiento de contratos, comodato, intrusión y otros motivos, en miles de los más de un millón de hogares en esta capital.

Información del último censo de 2001 reveló que unas 98 mil viviendas presentaban situación de emergencia habitacional, pero un año después se amplió y alcanzó a unos 400 mil porteños: 51 por ciento de nivel socio económico más bajo, 34 por ciento al segmento medio bajo y el resto al sector medio.

El mapa de la emergencia mostró en 2002 que unas 100.000 personas vivían en villas de emergencia, 200.000 en inmuebles ocupados, 70.000 en inquilinatos, 70.000 en hospedajes y 120.000 en viviendas de familiares o hacinadas en propias.

Las cifras coinciden con las divulgadas por la Legislatura porteña, que estimó en medio millón las personas que viven en crisis habitacional.

El Gobierno porteño asiste a las personas desalojadas mediante el Programa de Atención a Familias en Situación de Calle, que depende del Ministerio de Derechos Humanos. Precisamente, el programa atendió 4.146 hogares en emergencia habitacional desde su creación, el último año.

Los datos oficiales mostraron además que las personas que tramitaron el subsidio habitacional para afrontar el pago de un hotel o una vivienda transitoria se incrementó en 274 por ciento entre el primer y el segundo semestre de 2006.

La Defensoría advirtió sin embargo que si se comparan los subsidios otorgados entre el primer y cuarto trimestre de 2006, la cantidad de familias que solicitaron su incorporación al referido programa se sextuplicó.

El informe destaca además que durante el primer semestre de este año la asistencia llegó a 3.657 familias, casi la misma cantidad de hogares que en todo 2006.

Fuente: Dyn