Con una cena en el restaurante Moliere del barrio de San Telmo, ante más de 300 referentes distritales y barriales, se lanzó el Nuevo Espacio de Participación (NEP), que nuclea a nueve agrupaciones del peronismo porteño y cuenta con 103 locales en todas las Comunas de la Ciudad, entre locales partidarios, centros de jubilados y espacios culturales.

Las agrupaciones que conforman el nuevo espacio se referencian en el ex Presidente del PJ, Juan Manuel Olmos. Allí participan las Diputadas María Rosa Muiños y Silvia Gottero de la agrupación “Militancia Peronista”; el dirigente Víctor Colombano, referente de “Desafío Bicentenario”; Cristian Asinelli y Sergio Barrionuevo, de “La Vertiente”; la Directora del Banco Ciudad Claudia Neira, referente de la agrupación 20/21; el Secretario de la Juventud del PJ porteño, Dante Sironi; Raúl Sánchez, de Comunarte; la ex Diputada porteña Silvia La Ruffa; el Secretario General Adjunto del gremio de judiciales de la Ciudad, Juan Manuel Rotta Escalante; el dirigente Mauricio Mazzon; y la histórica dirigente peronista Kelly Olmos , jefa de la agrupación Proyecto Justicialista.

Con la consigna “Amplitud, Debate y Propuestas", el NEP busca ser una nueva referencia del peronismo porteño que construya en la Ciudad una alternativa amplia, sin sectarismos y que interpele a los porteños desde el lugar de una oposición con críticas y proyectos alternativos al gobierno del Pro.

Sobre la posición de cara al peronismo, Olmos afirmó: “Creemos en los logros alcanzados en los últimos 12 años, donde se gobernó en beneficio de las mayorías. Pero no podemos vivir recordando lo que hicimos bien y negar los errores". Y agregó que "el gobierno actual, lejos de emprender un camino de corrección de errores y afirmación de lo positivo, está empeorando aceleradamente la situación económica y social".

"Por eso decimos con claridad que debemos ser oposición al gobierno de Macri”, aseguró. “Como peronistas tenemos la obligación de construir una nueva alternativa. La resistencia es un concepto equivocado. En democracia hay que juntar más votos que el adversario y, para eso, nuestras propuestas deben tener más valor que lo fuerte que gritemos”, explicó el dirigente peronista.

En otro tramo de su discurso, Olmos señaló que "es necesario construir un espacio con autonomía de criterio, que haga la demorada autocritica que se debe el peronismo, porque sin entender las cosas que no supimos ofrecerle a la sociedad, difícilmente recuperemos la confianza para ser una opción superadora”.

Al referirse a la política porteña, Olmos indicó: “En la Ciudad tenemos la gran deuda de salir de ese laberinto donde piso y techo electoral son lo mismo, para intentar ser parte de un frente que pueda gobernar Buenos Aires”.

“Sin dejar de lado nuestra propia identidad, desde el NEP queremos demostrar que tenemos la capacidad de ser amplios, de generar debate y de proponer ideas que interpelen a todos los vecinos, a aquellos que tienen necesidades, pero también a quienes tienen expectativas”, afirmó.

"Llegó el tiempo de mirar a los costados y salir del sectarismo para compartir programas en común con otras fuerzas. Ese es el espíritu de este espacio: trabajar con otras fuerzas en un mismo objetivo de ganar la Ciudad”, concluyó Olmos.