La Legislatura porteña aprobó con 55 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención, el proyecto de ley sobre el Sistema Integral de Seguridad Pública de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a partir del cual que se generará la unificación de la Policía Metropolitana y los agentes traspasados de la Policía Federal Argentina.


Esta ley es consecuencia del Convenio entre el Estado Nacional y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de transferencia progresiva de facultades y funciones de seguridad en todas las materias no federales ejercidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, suscripto el día 5 de enero de 2016 entre el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el presidente de la Nación”, que prevía la fusión de la PFA transferida con la Policía Metropolitana.

Dentro de la normativa se incluye a la Policía de la Ciudad, pero también crea el cuerpo de Bomberos profesionales, que será independiente. La Oficina de Transparencia y Control es continuadora de la Auditoría Externa policial actualmente vigente.

El proceso de integración a partir de la unificación de la Federal y la Metropolitana está orientado para que los agentes no pierdan ninguno de los derechos adquiridos; a su vez, habrá un escalafón único, un nuevo régimen disciplinario con faltas leves, moderadas y graves y se desarrollarán las especialidades de Seguridad, Investigaciones, Policía Científica y Tecnología de la Información y Comunicaciones. Con respecto a los ascensos, sólo se determinarán de acuerdo a los méritos mérito y para alcanzarlos se exigirán niveles académicos específicos para cada caso.

El Bloque Peronista que preside la Dip. María Rosa Muiños, presentó una disidencia parcial ya que cree que la nueva ley presenta un mayor grado de militarización en relación al esquema local vigente y fundamentalmente expresó su preocupación por un artículo que considera inconstitucional al autorizar al personal policial a detener en cumplimiento de tareas de prevención pero sin orden emanada de autoridad judicial competente. Asimismo, el Dip del mismo bloque Claudio Heredia hizo una encendida manifestación para pedir que no se prohíba la actividad gremial de aquellos trabajadores que no tienen estado policial.

El bloque Peronista contó con la asistencia técnica de la ex presidenta de la Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña, Silvia La Ruffa quien al concluir la sesión expresó su "deseo de que el gobierno de Rodriguez Larreta cumpla con el espíritu de la ley y éste cuerpo sea una nueva institución más cercana al vecino y no una policía con nuevos uniformes y viejos vicios"