"Hay un objetivo cumplido, un aspecto de la cuestión que es la seguridad. Los motivos reales de esa inseguridad son históricos y complejos, pero ante la reiteración de la violencia que sufrió la comunidad, con el ministro de Seguridad Gastón Pérez Estevan, hemos firmado un acta que va a garantizar tranquilidad para la comunidad". Con estas palabras el secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad, Gabriel Fuks, sintetizó ante Página/12 los dos días de encuentros en Bariloche con funcionarios y la visita a la comunidad Buenuleo, que fue víctima de otro feroz ataque la semana pasada.
"El acuerdo refleja el compromiso de mantener por noventa días la custodia del Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate, mejorar los accesos a la comunidad, que haya cámaras y botones antipánico, y desde el gobierno nacional pondremos también elementos porque es jurisdicción de Parques Nacionales", agregó Fuks. El funcionario de la cartera que conduce Sabina Frederic recordó que "en febrero se firmó en Tucumán un mecanismo de abordaje específico sobre las comunidades originarias, entre varios ministerios, para revertir el formato tremendo y trágico de securitización que se planteó en la etapa anterior que se vivió en la Patagonia con persecución y dos muertes". De esa manera, Fuks marcó la vocación oficial de colocarse en las antípodas de la política macrista que se cobró la vida de Rafael Nahuel y Santiago Maldonado.

Luego de reuniones y visitas a la comunidad, ubicada en el Cerro Ventana a ocho kilómetros de Bariloche, se firmó el acta acuerdo para garantizar la protección y seguridad de la comunidad Buenuleo --que sufrió un ataque el 29 de abril que finalizó con heridos de arma blanca, mujeres y niños golpeados y destrozos en viviendas de la comunidad-- que procura concretar los principios de gestión consensuados en el marco de la “Mesa de Resolución Alternativa de Conflictos Territoriales de los Pueblos Originarios”.

Participaron el secretario Fuks; el ministro Pérez Estevan; Magdalena Odarda, titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI); la Coordinadora del Parlamento del Pueblo Mapuche de Río Negro, Werken Deolinda Buenuleo; la investigadora de la Universidad Nacional de Río Negro y del Conicet, Laura Kropff; Orlando Carriqueo (miembro del Parlamento Mapuche de Rio Negro) y Nehuen Maico Loncoman (Delegado zonal de la Coordinadora para el Desarrollo de los pueblos aborígenes de Rio Negro).


El acta firmada emplaza, por el término de noventa días, "a establecer soluciones inmediatas y evaluar la situación de los reclamos territoriales y las demandas de seguridad y ejercicio pleno de derechos de la Lof Che Buenuleo". Asimismo, el Ministerio de Seguridad y Justicia de Río Negro se compromete a evaluar soluciones operativas a las demandas de seguridad y ejercicio de derechos, proponiendo alternativas mediante las fuerzas de seguridad y organismos independientes. Por su parte, el Ministerio de Seguridad de la Nación se compromete a tomar las medidas necesarias de acuerdo a la evolución de las actuaciones judiciales tras la agresión sufrida por la comunidad Lof Che Buenuleo. Ello incluye la alternativa de implementar la presencia en el territorio de las fuerzas federales de seguridad.

La subsecretaria de Programación Federal y Articulación Legislativa del Ministerio de Seguridad, Silvia La Ruffa,, en el día de su cumpleaños, manifestó que “el resultado es muy positivo ya que pudimos firmar un acuerdo que garantiza la protección de la comunidad Buenuleo, además de iniciar el proceso de resolución definitivo del conflicto que es la cuestión de la titularidad de las tierras”. Por su parte, el INAI y la UNRN expresaron su decisión de continuar avanzando con los relevamientos técnicos y sociales que permitan aportar un basamento sólido para una futura regularización dominial de las tierras ocupadas por las comunidades originarias a favor de sus ocupantes y a brindar una constante atención y asesoramiento para la resolución de los conflictos territoriales con la colaboración de especialistas y equipos técnicos.

“El balance es positivo. Siempre el diálogo lleva a obtener mejores resultados. Hoy se puede resolver con presencia de la policía de la provincia de Río Negro por los próximos 90 días hasta ver cómo evoluciona el problema”, expresó el ministro de Seguridad y Justicia rionegrino Gastón Pérez Estevan. Odarda añadió que “desde el INAI estamos dando un paso histórico en la resolución de conflictos vía el diálogo y, con la participación de los ministerios de Seguridad provincial y nacional, y de Justicia también, actuando para abordar los conflictos de manera que conlleve a la paz social. Ese nuevo paradigma es el que nos diferencia de las políticas anteriores y reconoce, de una vez por todas, los derechos de los pueblos indígenas y los convenios y tratados internacionales”.
Mirada local


La abogada Marina Schiffrin, apoderada de la comunidad Buenuleo, expresó a Página/12 que "era una situación muy grave, un ataque estilo fascista para quedarse con la tierra, ante gente dispuesta a todo comandados por una abogada ex funcionaria municipal es importante la presencia del ministerio de Seguridad, más allá del federalismo, acordaron con el ministro provincial para garantizar al menos la guardia permanente".

La letrada, que integra la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, consideró que "también es un buen mensaje al conjunto de la sociedad y los operadores políticos y jurídicos, esto es una comunidad mapuche no un conflicto entre particulares, la justicia local tiene que comprender el derecho indígena, que por ejemplo no se pueden hacer audiencias por Zoom porque no está garantizada la publicidad de esos actos".