La Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, presidió la Reunión Extraordinaria del Consejo de Seguridad en la que se hizo énfasis en el desarrollo de estrategias para llevar a cabo en el contexto de crisis sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19; al tiempo que la funcionaria también destacó una de sus preocupaciones: la violencia institucional y a abusos cometidos por agentes de las fuerzas.

La ministra convocó a “compartir las preocupaciones que tenemos frente a esta situación extraordinaria y plantear los nuevos desafíos que nos exige. Debemos asumir la conducción y responsabilidad por lo que nuestros funcionarios uniformados hacen”.
n un cónclave realizado por videoconferencia y que se extendió durante más de tres horas, participaron el Secretario de Articulación Federal de la Seguridad, Gabriel Fuks; la subsecretaria de Programación Federal y Articulación Legislativa, Silvia La Ruffa; y el subsecretario de Control y Transparencia Institucional, Esteban Rosa Alves.

En ese lapso de tiempo, se analizaron y evaluaron las acciones que se llevan a cabo en todo el país y en los distritos en particular; así como también el conjunto de preocupaciones del Ministerio como el control, circulación interjurisdiccional, prevención y cuidado de parte de las y los trabajadores de las fuerzas de seguridad.

Fue así como Frederic señaló a los casos de abuso policial detectados en algunos distritos: "Procedimos inmediatamente a pasar a disponibilidad a quienes tuvieron un comportamiento por fuera de la ley. El presidente lo planteó el domingo: si bien estamos en una situación excepcional, esto no debe dar lugar a atropellos de las fuerzas".

Tras lo cual, añadió: "La conducción de éstas implica instruir a la policía para que tenga cuidado de no avanzar sobre derechos y garantías constitucionales. Se debe evitar todo tipo de maltrato, violencia u hostigamiento a las personas”.