En el último acto de esta campaña, en Mar del Plata hubo cuatro oradores: Raverta, Kicillof, Fernández de Kirchner y Fernández, que hablaron en ese orden. El candidato a presidente recordó el día en el que lo llamó Cristina Kirchner para decirle "es tu turno". Se definió como "un militante" que en ese momento dejó el traje de "armador" y se puso el de candidato. Lo escuchaban unas 50 mil personas que empezaron a juntarse en La Rambla de Mar del Plata al mediodía. Había marplatenses, pero también personas de todo el país que no querían perderse lo que consideraban un hecho "histórico". Gente suelta y militantes organizados que amenizaron la previa de una tarde fría con bombos y cánticos ya clásicos. Antes de que aparecieran los candidatos, pasadas las cinco de la tarde, desde el escenario empezaron a tirarles a los presentes banderitas celestes y blancas, mismos colores que lució en su poncho Cristina quien, además de elogiar especialmente a los candidatos y diputados Kicillof y Raverta "por no haber cedido al canto de sirenas del neoliberalismo y no haber acompañado las leyes del macrismo que endeudaron al país", dedicó palabras muy afectuosas para el candidato al que eligió para pelearle el gobierno a Mauricio Macri. "Alberto fue jefe de gabinete del gobierno que le devolvió la dignidad a los argentinos, que desendeudó al país", dijo la senadora antes de darle la palabra y Fernández retribuyó el elogio al señalar que de toda su vida política, las dos escenas que más lo conmueven son "el día que conocí a Néstor y el día que la conocí a Cristina".
En el palco principal podían verse referentes de todas las agrupaciones que integran el Frente de Todxs desde Daniel Scioli y Sergio Massa hasta Victoria Donda y Cristina Alvarez Rodriguez. En representación del Nuevo Espacio de Participación (NEP) que conduce Juan Manuel Olmos -que estuvo a cargo de la organización del acto- estuvieron la candidata a legisladora Claudia Neira, las ex legisladoras Silvia La Ruffa y Kelly Olmos y el dirigente Sergio Barrionuevo.