Organizado por el cuerpo de Secretarios/as Generales y Adjuntos/as del Partido Justicialista de la Ciudad de Buenos Aires a propuesta del Nuevo Espacio de Participación (NEP), las calles se poblaron de mesas para conmemorar la defensa de la soberanía argentina en las Islas Malvinas y homenajear a los héroes y caídos en la Guerra de 1982.