Se realizó el cuarto desayuno del ciclo Desayunos ICiudad. Fue organizado por el área de investigaciones en seguridad sobre “10 años de la Ley del Sistema de Seguridad Pública”.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo del Presidente de ICiudad, Dr. Juan Manuel Olmos quien estuvo acompañado por la Vicepresidenta y Directora del área de seguridad, Dra. Silvia La Ruffa, el Director ejecutivo, Lic. Martín Olmos y la Directora del área de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Lic. Laura Rocha.

Las exposiciones estuvieron a cargo del Secretario de Seguridad de la Ciudad, Dr. Marcelo D´Alessandro, el asesor de seguridad del Frente Renovador y ex Ministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mg. Diego Gorgal, el asesor de seguridad ciudadana de la Confederación Andina de Fomento (CAF), Lic. Jorge Srur, el Legislador del Bloque Evolución, Dr. Leandro Halperín, el Defensor Adjunto en Seguridad, Gabriel Fucks y el Coordinador del Programa de Seguridad Democrática y Violencia Institucional del Centro de Estudios sociales y Legales (CELs), Dr. Manuel Tufro. También estuvieron presentes el legislador del Bloque Peronista, Claudio Heredia, el Presidente del Centro de Estudios de Estrategia y Políticas Públicas (CEEyPP) Norberto Emerich, el legislador (MC) Pablo Failde, Yesenia Torres, integrante del Institute for Executive Education México-Argentina, estudiantes de la carrera de Relaciones Internacionales de la Universidad de Belgrano y de Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires.

Todos los participantes destacaron la importancia de generar espacios de intercambio de ideas sobre políticas públicas de seguridad desde miradas políticas diversas y con perspectivas académicas complementarias fuera de las agendas coyunturales de cada ámbito. También acordaron en reconocer que la conformación del sistema de seguridad pública es un proceso como lo es la autonomía de la Ciudad y que la Ley del Sistema de Seguridad Pública de la Ciudad (N° 2894 de 2008) y su sucesora la Ley N° 5688 (de 2016) constituyen mojones normativos importantes que imponen metas hacia donde deben conducir las políticas públicas. En relación a los desafíos pendientes señalaron la necesidad de contar con más y mejores sistemas de información, poner en funcionamiento la Defensoría del Policía y poner en debate permanente la cuestión del uso de la fuerza y del arma por parte del personal con estado policial. Entre los objetivos cumplidos se mencionaron la creación del Instituto Superior de Seguridad Pública, la puesta en funcionamiento de la Oficina Externa de Control y Transparencia, la conformación de mesas de diálogo para la organización de manifestaciones en el espacio público y la separación del Cuerpo de Bomberos de la Policía de la Ciudad.