Las mujeres de Unidad Ciudadana se dieron cita en el Club Cárdenas en el barrio porteño de Mataderos para transmitirle al resto de las mujeres que cada voz es nuestra voz.
Cuatro mujeres dieron testimonio sobre cómo las políticas de Macri les desorganizaron la vida ya sea porque el tarifazo en los servicios públicos, les impidió seguir con sus actividades regulares, el recorte en los beneficios sociales a los que perciben pensiones por discapacidad les impide mantener la calidad de vida o la caída en las ventas le significa no llegar a fin de mes.
Hicieron uso de la palabra las precandidatas a diputadas nacionales Gisella Marziotta y Gabriela Cerrutti y a legisladoras porteñas Victoria Montenegro y María Rosa Muiños. Destacaron que las listas de Unidad Ciudadana respetan la paridad entre géneros aún cuando no es una obligación legal.
Entre las asistentes pudo verse a las diputadas Silvia Gottero y Lorena Pokoik, a las Diputadas nacionales (MC) María del Carmen Bianchi y Mara Brawer, a las legisladoras (MC) Silvia La Ruffa, Kelly Olmos, Claudia Neira, Alicia Bello, Silvina Pedreira, Gabriela Alegre y Beatriz Baltroc. También estaba la legisladora (MC) y referente feminista Dora Barrancos junto a su hija la Comunera (MC) Ondina Fraga.
Todas las precandidatas a diputadas nacionales y legisladoras porteñas estuvieron conversando con las presentes.